"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



11 de enero de 2018

Interjecciones, cómo escribirlas y usarlas de manera correcta

La RAE define interjección como la clase de palabras invariables, con cuyos elementos se forman enunciados exclamativos, que manifiestan impresiones, verbalizan sentimientos o realizan actos de habla apelativos.


Hay interjecciones propias, que son aquellas que no derivan de otras palabras y expresan una emoción pura; la forma correcta de escribirlas es la que procede a continuación:



¡Ah! (asombro).
¡Ajá! (aprobación).
¡Arre! (orden de avance al caballo).
¡Ay! (dolor).
¡Bah! (desprecio).
¡Buah! (asombro, incredulidad o sorpresa).
¡Buu! (desprecio).
¡Caray! (sorpresa).
¡Cáspita! (contrariedad).
¡Che! (atención, saludo o queja).
¡Ea! (aprobación).
¡Eh! (apelación).
¡Equilicuá! (solución).
¡Eureka! (solución).
¡Ey! (llamada).
¡Guau! (asombro).
¡Guay! (alegría).
¡Hala! (asombro).
¡Hale! (asombro).
¡Hola! (saludo).
¡Hurra! (alegría).
¡Huy! ( asombro, sorpresa por algo insólito. Según la RAE se puede escribir con hache o sin ella).
¡Jaque! (orden de ataque).
¡Jo! (lamento).
¡Oh! (sorpresa).
¡Ok! (aprobación).
¡Olé! (aprobación).
¡Ojalá! (deseo).
¡Oops! (disculpa).
¡Puaj! (asco).
¡Puf! (contrariedad).
¡Sh! (orden de silencio).
¡So! (orden de parada al caballo).
¡Uf!( sirve para denotar cansancio, fastidio o sofocación).
¡Yupi! (alegría).


Y también existen interjecciones impropias, que son aquellas que proceden de otras palabras, verbos, adjetivos, nombres, etc. Por ejemplo:


¡Anda! (sorpresa).
¡Caracoles! (sorpresa).
¡Caramba! (sorpresa).
¡Cojonudo! (aprobación).
¡Cielos! (lamento).
¡Diablos! (lamento).
¡Genial! (alegría).
¡Rayos! (contrariedad).
¡Recórcholis! (sorpresa).
¡Tongo! (engaño).
¡Toma! (reproche o ánimo).
¡Vamos! (ánimo).
¡Viva! (alegría).

Ah, y a no olvidarse de ¡poner siempre los signos exclamativos de apertura y de cierre!