"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



Preposiciones: normas y reglas de uso

Las preposiciones son: A - ANTE - BAJO - CABE - CON - CONTRA - DE - DESDE - DURANTE -EN - ENTRE- HACIA- HASTA - MEDIANTE - PARA - POR- SEGÚN - SIN - SO - SOBRE - TRAS.

El sustantivo preposición proviene del latín y significa "poner antes".

Existen ciertas reglas para la adecuada colocación de las preposiciones:

Ubicación de las preposiciones:
  • Pueden ser precedidas por un sustantivo: caramelo de menta, licor de chocolate; por un adjetivo: bueno de alma; por un verbo: subió al auto; por un pronombre: ninguno de ellos; por un adverbio: lejos de mí; por una interjección: ¡ay de él!;
  • pueden preceder a un pronombre: me acerqué a ellos;
  • a un adjetivo sustantivado: estaba entre los mejores;
  • a un adverbio nominalizado: corrió hasta aquí;
  • a un infinitivo: continuó para llegar;
  • a una frase sustantivada: tuve miedo de que se enojara;
  • cuando preceden a un infinitivo, suelen usarse como complemento de un adjetivo: duro de matar;
  • un adverbio o un sustantivo seguidos de una preposición forman una locución prepositiva: a través de, alrededor de, fuera de, junto con, de acuerdo con, en relación con, etcétera.
Algunos usos generales de las preposiciones:

La RAE considera incorrecto el empleo de más de una preposición con el mismo complemento. Por ejemplo: Se autoriza la entrada con o sin pasaporte. Aunque este tipo de construcciones de uso corriente en la oralidad son difíciles de desterrar, debe decirse: Se autoriza la entrada con pasaporte o sin él.

Cuando una preposición se repite en una construcción, puede suprimirse siempre que la omisión no tome como conjunto a entidades que en la realidad son independientes. Ejemplo: Alquilé una casa con patio y jardín.

En cambio, no puede suprimirse delante de los pronombres. Ejemplo:

Copié los apuntes para él y mí (correcto: Copié los apuntes para él y para mí).

Tampoco se suprime la preposición si alguno de los sustantivos lleva un adjetivo o complemento que no afecta al otro sustantivo de la misma construcción:

Se dirige a los adultos y jóvenes maduros (correcto: Se dirige a los adultos y a los jóvenes maduros).

De la misma manera, no debe suprimirse si un complemento de una de las palabras a las que afecta, no lo es también de la otra:

Esta banqueta sirve para dormir y tomar sol (correcto: Esta banqueta sirve para dormir y para tomar sol).