"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



25 de abril de 2017

Biberón, un poco de su significado

El biberón es uno de los protagonistas de la alimentación de nuestros hijos. Lo nombramos muchas veces y quizás desconozcamos su etimología. Por tal razón, nos pareció oportuno ir a las fuentes; encontramos esto:

Corominas, en su Diccionario Etimológico de la Lengua Castellana especifica que la palabra biberón proviene del francés biberón, de probable entrada en el léxico castellano hacia el 1883, “gollete” (cuello estrecho que tienen algunas vasijas), derivado del latín bibere "beber"; en francés empezó por ser adjetivo aplicado (S. XV) a gente que bebe mucho.

El Diccionario de la Real Academia Española, en su edición duodécima del 1884 determina que el biberón (del fr. biberón; del lat. bibere, beber) es un “Instrumento para la lactancia artificial, que consiste en una botella pequeña de cristal o porcelana, con un pezón de goma elástica, de teta de vaca o de marfil reblandecido, para la succión de la leche”.

En su décima sexta edición, del 1939, detalla: biberón (del fr. biberón; del lat. bibere, beber) es un “Instrumento para la lactancia artificial: es una botella pequeña de cristal o porcelana, con un pezón, generalmente de goma elástica, para la succión de la leche”.

Y su vigésima primera del 1992, el DRAE especifica que biberón es un “utensilio para la lactancia artificial: es una botella pequeña de cristal, porcelana u otra materia, con un pezón, generalmente de goma elástica, para la succión de la leche”.

Ya iniciado el nuevo siglo, la Academia mantiene la misma definición, enunciándolo como “utensilio para la lactancia artificial que consiste en una botella pequeña de cristal, porcelana u otra materia, con un pezón, generalmente de goma elástica, para la succión de la leche”. (Diccionario de la Lengua Española. Real Academia Española Tomo I.- Vigésima Segunda Edición 2004).












6 de abril de 2017

Ja, ja, ja


Por lo general, vemos en las redes sociales que la onomatopeya de la risa está escrita toda junta como si fuera una sola palabra: jajaja, pero no es lo correcto. La RAE dice que cuando las expresiones iterativas mantienen su valor estrictamente onomatopéyico y se usan tan solo para reproducir o imitar sonidos, lo normal es separar entre comas los elementos repetidos. Entiendo que en las redes sociales se escribe apurado y a veces no nos detenemos a pensar si quedó bien escrito. O nos parece que está bien y lo dejamos así... Deberíamos empezar a estar más atentos, así mejoramos el lenguaje en todos los medios de comunicación.