"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



6 de octubre de 2014

¡Una selfi!

La grafía selfi, plural selfis, es una adaptación adecuada al español de la forma inglesa selfie, término empleado para referirse a las fotografías que uno toma de sí mismo, solo o en compañía de otros, en general con teléfonos móviles, tabletas o cámaras web.
La voz inglesa selfie (de self, ‘auto’ o ‘a sí mismo’) se utiliza con mucha frecuencia en los medios de comunicación en español, en ejemplos como «Todos se apuntaron a la ‘selfie’ de la presentadora» o «En agosto, un selfie en el que se mostraba al papa Francisco en compañía de un grupo de jóvenes dio la vuelta a la red».
Autofoto —con cierto uso ya: «Móviles diseñados para el arte de la autofoto», «… ha lanzado una campaña de autofotos para familiarizar a los europeos con el nuevo diseño»— o incluso autorretrato son alternativas completamente adecuadas en español, propuestas hace ya meses por la Fundéu BBVA.
Sin embargo, la evidencia del uso abrumador de la voz inglesa, tanto en medios hablados como escritos, sugiere la pertinencia de proponer la adaptación selfi (plural selfis), que refleja en español la pronunciación de este término inglés y no ofrece problemas de adaptación a nuestro sistema ortográfico.
Puesto que la forma inglesa en textos españoles se emplea en masculino y en femenino (el selfie/la selfie), y en tanto el uso mayoritario se decante por una u otra forma, la adaptación selfi puede considerarse también ambigua en cuanto al género (el/la selfi), como el/la mar, el/la armazón y otras muchas palabras.
Por lo tanto, en los ejemplos anteriores podría haberse escrito «Todos se apuntaron a la selfi de la presentadora» y «En agosto, un selfi en el que se mostraba al papa Francisco en compañía de un grupo de jóvenes dio la vuelta a la red».
De cualquier forma, si se elige emplear el anglicismo selfie, lo adecuado es escribirlo en cursiva o, si no se dispone de este tipo de letra, entre comillas.

Fuente: Fundéu