"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



5 de agosto de 2014

¿Cuál es la definición de Default?

Default es un término que no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE), aunque es de uso frecuente en nuestra lengua. Se trata de una palabra inglesa cuya traducción literal refiere a algo que se hace por defecto o de forma predeterminada.

Su utilización más habitual en castellano, sin embargo, es diferente. El default se produce cuando un deudor deja de realizar los pagos correspondientes a su acreedor. De esta manera, el deudor cae en la cesación de pagos o default.

El default se produce cuando una empresa, una persona o un Estado no cuenta con dinero líquido (en efectivo) para hacer frente a su deuda. Al declararse en default, el deudor busca alcanzar un acuerdo con sus acreedores para definir cómo concretar los pagos pendientes. Dichas negociaciones se desarrollan en un marco legal, con supervisión externa por parte de los órganos de la justicia.

Es importante tener en cuenta que, cuando el deudor declara su default, está informando que no dispone de liquidez para asumir su deuda, sin que esto quiera decirse que está en una situación de quiebra. En otras palabras: el deudor no dispone de dinero para entregar al acreedor, pero sí tiene otros activos (como bienes inmuebles). De esta manera, el default es una suspensión temporal de los pagos, a diferencia de la quiebra que implica una situación irreversible.

El default, en definitiva, puede resolverse a partir de un acuerdo (que puede incluir una modificación de los vencimientos o incluso una quita del monto de la deuda para que el deudor pueda reasumir sus pagos) o de la liquidación de los activos de quien debe.


Fuente: definicion.de