"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



12 de julio de 2012

Uso de adonde, adónde, donde y dónde

ADONDE
1. Adverbio relativo de lugar que expresa la dirección de un movimiento. Es palabra átona y por ello se escribe sin tilde, a diferencia del adverbio interrogativo o exclamativo adónde. Funciona, a modo de conjunción, introduciendo oraciones de relativo con antecedente o sin él: «Desciende a los infiernos, adonde va a buscarlo la Diosa Madre» (Cousté Biografía [Arg. 1978]); «Regresamos adonde nos esperaba el taxi» (VLlosa Tía [Perú 1977]). También puede escribirse en dos palabras: a donde. Aunque hasta ahora se venía recomendando un uso especializado de ambas grafías: adonde -con o sin antecedente expreso- y a donde -sin antecedente expreso-, esta recomendación no ha cuajado en el uso y hoy se admite como correcto el empleo indistinto de ambas formas: «Esperamos nerviosos el mediodía en el lugar a donde hemos sido conducidos» (Laín Descargo [Esp. 1976]); «Vaya a donde quiera, descanse» (Andrade Dios [Arg. 1993]).
2. En el español actual debe evitarse el uso arcaico de adonde y a donde para indicar situación (‘en donde’): *«Será mejor encontrar el sitio sagrado a donde va a ocurrir la aparición» (Aridjis Comedia [Méx. 1989]); *«Andrés Trapiello ha escrito buenas y curiosas anécdotas de ese bar, adonde entrevisté a Italo Calvino» (Mundo [Esp.] 15.12.96). En estos casos debe usarse el adverbio relativo donde, opcionalmente precedido de en.
3. Como preposición (adonde) o locución prepositiva (a donde) se utiliza, en la lengua coloquial, con el significado de ‘junto a’ o ‘a casa de’: «El mozárabe regresó adonde Guacelmo, que se había puesto a rezar frente a la cruz» (Torbado Peregrino [Esp. 1993]); «Beatriz y Vicente se han ido a donde su tía» (Chase Pavo [C. Rica 1996]); «Esa misma tarde volvió adonde Prato» (UPietri Oficio [Ven. 1976]). Con este sentido, puede usarse también donde.
4. Es incorrecto utilizar adonde a donde precedidos de preposición: *«El club de los corazones solitarios…, [...] hacia adonde algunos [...] miraban entre la nostalgia y la ironía» (SchzOstiz Infierno [Esp. 1995]). En estos casos debe suprimirse la preposición o emplear el adverbio relativo donde.
Cuando el verbo implica movimiento, para indicar destino, pueden emplearse las formas a donde (o adonde) y donde, siendo más frecuente el uso con preposición: Iré a donde tú vayas / Iré donde tú vayas; La casa adonde te llevo está cerca / La casa donde te llevo está cerca.
ADÓNDE
1. Adverbio interrogativo o exclamativo que significa ‘a qué lugar’. Es tónico y por ello se escribe con tilde, a diferencia del adverbio relativo adonde. Introduce enunciados interrogativos o exclamativos directos y subordinadas interrogativas o exclamativas indirectas: «¿Y adónde llegaremos?» (Ocampo Cornelia [Arg. 1988]); ¡Adónde hemos ido a parar!; «No sé adónde ir» (NHerald [EE. UU.] 9.4.97); ¡Mira adónde nos ha llevado tu intransigencia! No existe justificación para censurar la escritura de este adverbio en dos palabras:a dónde, documentada desde siempre en todo tipo de textos. Así, son igualmente aceptables las grafías adónde y a dónde: «Esas seducciones, ¿qué significaban, a dónde conducían?» (Edwards Anfitrión [Chile 1987]); «No sé a dónde queréis llegar los dos» (BVallejo Trampas [Esp. 1994]).
2. En el español actual debe evitarse el uso arcaico de adónde y a dónde sin valor de movimiento: *«Me preguntó Carlitos, mi hijo, que adónde había estado» (LpzPáez Herlinda [Méx. 1993]); *«¿A dónde están tus dioses?» (Gala Ulises [Esp. 1975]). En estos casos debe usarse el adverbio dónde, opcionalmente precedido de en.
3. Es incorrecto utilizar adónde y a dónde precedidos de preposición: *«¿Hacia adónde?» (Álvarez Catedral [Chile 1995]); *«Corro sin despedirme, sin saber hacia a dónde voy» (Pinto Despertar [C. Rica 1994]). En estos casos debe usarse el adverbio dónde. La anteposición de preposición no es incorrecta cuando adónde encabeza oraciones interrogativas indirectas que constituyen término de preposición: «Hablábamos sobre todo de adónde iremos a parar» (Chacel Barrio [Esp. 1976]); «Violeta no tiene idea de a dónde van a parar sus tapices» (Serrano Antigua [Chile 1995]); «Le interroga acerca de adónde va» (Castilla Psiquiatría 1 [Esp. 1979]).

Fuente: REAL ACADEMIA DE LA LENGUA.
Departamento de Español al día.RAE.