"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



27 de abril de 2012

"Los libros tienen alma..."


Hoy en Correctoras de Papel tenemos ganas de que reflexionen acerca del libro de papel. Nosotras somos amantes de la literatura y de los libros. Estamos a favor de hacer circular el libro y de que no desaparezca por todo el auge que existe en el mercado con los ebooks. Por todo esto, es que estamos en marcha con un proyecto que tiene que ver con los libros de papel. Por eso pedimos donaciones de libros, quien quiera colaborar puede hacerlo escribiéndonos a nuestra casilla: infocorrectoresdepapel@gmail.com

Compartimos con ustedes lo que hoy escribió Cora Cané en la parte de "Clarín Porteño":


"Los libros tienen alma. Saben cómo son los los leen. Reconocen al lector apasionado; al que los lee sin interesarse demasiado, al que marca frases que lo impactaron. "Hay lectores para todos los libros", le oí decir a César Tiempo, cuya biblioteca ocupaba todo un cuarto y era tan importante como la de, por ejemplo, Bernardo Ezequiel Koremblit, Félix Coluccio, Castiñeira de Dios, Marechal, entre tantos que quieren a los libros como preciados tesoros. "Los libros tienen que circular como el dinero", decía Leopoldo Lugones. Sacudirlos del polvo del olvido, buscarles nuevos caminos. Esta es la verdad de la existencia: que nada nos asfixie, nos inmovilice. Ser libres, desasidos de prejuicios, falsas utopías, alambrados en los campos, en los sueños, en las ilusiones. Démosle libertad a nuestros libros, si ya los hemos leído y hasta releído y los conservamos en anaqueles donde el tiempo los va envejeciendo. Formemos bibliotecas, sobre todo en lugares donde no hay ninguna: pequeñas poblaciones donde sus habitantes no tienen posibilidad de disfrutar de la lectura, aunque deseen hacerlo. Busquémosles nuevos caminos a nuestros amados libros. Nuevos lectores iluminarán sus almas, que yacen en cada una de sus páginas. Y abrirán nuevos campos de luz, para los que los leerán".


Cora Cané (27/04/2012, Diario Clarín).