"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



30 de septiembre de 2011

Origen etimológico de la palabra "mensaje"

Esta palabra está registrada en nuestra lengua desde los tiempos del Cid Campeador. Mensaje es, ya desde sus orígenes latinos, 'algo que es enviado', 'aquello que se envía'. En efecto, la palabra se formó a partir de missus, el participio pasivo del verbo mittere, uno de cuyos significados era 'enviar' (ver misa). En francés antiguo,missus adquirió la forma mes(enviado), y se unió al sufijo -age, dando lugar a message. Esta forma llegó al castellano antiguo como mesaje antes de adoptar su forma actual.














Fuente: el castellano.org

19 de septiembre de 2011

Etimología de la palabra "gaceta"

Este nombre denota una publicación periódica en la que se editan noticias de todo tipo: comerciales, administrativas, literarias o sobre cualquier otra área.

La palabra proviene del italiano gazzetta, nombre de una moneda veneciana de escaso valor del siglo XVII, que tenía grabada la imagen de una urraca (gazza). Una gazzetta era lo que cobraban los vendedores de diarios a los transeúntes que querían dar una ojeada al periódico sin comprarlo y, posteriormente, fue el nombre de algunos periódicos dedicados a anuncios administrativos.

El vocablo llegó a nuestro idioma para designar la Gaceta de Madrid, fundada en 1660, que empezó a ser publicada oficialmente con ese nombre en 1697 y sufrió varios cambios durante la Segunda República hasta llegar al actual Boletín Oficial del Estado (boe).


Este texto ha sido extraído de los libros de Ricardo Soca La fascinante historia de las palabras y Nuevas fascinantes historias de las palabras.



Fuente: http://www.elcastellano.org/

12 de septiembre de 2011

“Apóstrofe” y “apóstrofo”

Es fácil encontrar confusiones, incluso a niveles universitarios, entre estas dos palabras: “apóstrofe” y “apóstrofo“. Aunque, como es predecible, ambas tienen una etimología común, en español —no así en otras lenguas como en inglés, que tiene una sola palabra para ambos significados— tienen dos significados bien distintos.
El apóstrofo es el signo ortográfico, similar a una comilla simple ( ‘ ), que en español casi ha dejado de usarse y que antiguamente se empleaba para marcar la elisión de alguna letra, al “fusionarse” con otra. Sí es de uso corriente en otras lenguas como el inglés, el francés, el italiano… El Diccionario panhispánico de dudasofrece una completa entrada sobre sus usos.
Etimológicamente, la palabra griega de la que deriva “apóstrofo” era femenina, aunque en español se ha hecho masculina por la terminación en -o: “el apóstrofo”.
El apóstrofe es una figura retórica consistente en la “invocación vehemente a una segunda persona” (DPD). También puede emplearse con el significado de “insulto”. En el siguiente ejemplo, lo destacado en negrita es propiamente el apóstrofe:
¡Aléjate del yo, Simón, y créeme! ¡El yo quema!
MFoix Quincena [Esp. 1988]
Aunque “apóstrofe” es, etimológicamente (del griego), de género femenino, en español es de género ambiguo: puede emplearse tanto en masculino (“el apóstrofe fue largo”) como en femenino (“la apóstrofe fue larga”).
Como regla mnemotécnica para diferenciar ambas, puede recordarse que el apóstrofe es similar al aparte, y que ambas palabras terminan en -e.
Ya se ha dicho que ambas palabras tienen una etimología común; de hecho, en griego antiguo podían utilizarse indiferentemente para ambas palabras para referirse a lo que en español llamamos “apóstrofe”. De forma básica, la raíz significaría “rechazar”, “apartarse”, “girarse”, etc. De este significado primario se haría la diferencia: un significado de “rechazar una letra” y otro de “girarse hacia el público para hablar con él”.


6 de septiembre de 2011

"Raer" no es lo mismo que "roer"

A veces, se producen confusiones a la hora de hablar o de escribir y se cometen errores de conceptos. Las Correctoras de Papel aconsejamos clickear http://www.rae.es/ y averiguar cuál es el significado de cualquier palabra, antes de escribirla o de decirla.

Las diferencias entre "raer" y "roer" son las siguientes:

"Raer": (del lat. radĕre).

1. tr. Raspar una superficie quitando pelos, sustancias adheridas, pintura, etc., con un instrumento áspero o cortante.

2. tr. Igualar con el rasero las medidas de áridos.

3. tr. Extirpar enteramente algo, como un vicio o una mala costumbre.

MORF. conjug. c. caer, salvo la 1.ª persona del presente de indicativo (raigo o rayo) y el presente de subjuntivo (raiga o raya, raigas o rayas...).

"Roer": (del lat. rodĕre).

1. tr. Dicho de un animal: Cortar menuda y superficialmente, con los dientes u otros órganos bucales análogos, el alimento.

2. tr. Dicho de las abejas: Comerse la realera o maestril después de haberlo cerrado.

3. tr. Quitar poco a poco con los dientes a un hueso la carne que se le quedó pegada.

4. tr. Gastar o quitar superficialmente, poco a poco, y por partes menudas.

5. tr. Molestar, afligir o atormentar interiormente y con frecuencia.


Fuente: http://www.rae.es/

1 de septiembre de 2011

"Autopsia de un cadáver"



La Fundación del Español Urgente advierte del uso redundante de la expresión autopsia de un cadáver.

La definición de autopsia es 'examen anatómico de un cadáver para determinar las causas de su muerte'; por lo tanto, este término ya lleva implícito en su significado que solamente puede hacerse a un cadáver.
Estos últimos días se han oído o leído frases como «La autopsia al cadáver de N.N. ha concluido poco después de la medianoche» o «Los familiares de N.N. piden que se haga una segunda autopsia al cadáver». En ambos casos debió decirse «La autopsia de N.N. ha concluido poco después de la medianoche» o «Los familiares de N.N. piden que se haga una segunda autopsia».
La Fundéu BBVA insiste en que el término autopsia es suficiente para referirse al examen anatómico de un cadáver.