"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



1 de junio de 2011

¿De qué me di cuenta?

Suele resultar común incurrir en el error del queísmo. Este *solecismo consiste en suprimir indebidamente la preposición de en construcciones que actúan como complementos de un sustantivo, de un adjetivo, de un un verbo o de un pronombre. Siempre se requiere la preposición de en los circunstanciales de tema que modifican a verbos como hablar (de algo), discutir (de algo), etc., y a adjetivos o sustantivos que exigen dicha preposición; estar segura (de algo), estar convencido (de algo), tener la esperanza (de algo), tener la certeza (de algo), etc.

En una nota publicada, en el día de ayer en el diario Popular, pusieron el título que sigue a continuación:
Policiales | 31/05/2011 | 12:05:00
En la tercera jornada del juicio por el caso García Belsunce
"No tenía idea que era una bala"
Link a la noticia



Está claro que le falta el de... "No tenía idea de que era una bala".


Ocurre lo mismo con una nota publicada por el diario Crónica; en el encabezado de la nota ponen lo siguiente: "El insólito suceso ocurrió en Paraguay. Un hombre creyó que el nuevo integrante de la familia estaba muerto y que era un niña. Sin embargo, cuando el cuerpo llegó a su casa se dio cuenta que aún respiraba y que en realidad su hijo era varón". Es se dio cuenta de que aún...
Link a la noticia



En Correctoras de Papel les aconsejamos que una forma de asegurarse la necesidad de la presencia de la preposición de consiste en sustituir la proposición subordinada por eso o ello, o por un sintagma nomimal, como por ejemplo:

Estoy segura de que va a venir: estoy segura de eso/de su tarea.


Recordatorio:

No debe confundirse "Me alegro de que vengas", con "Me alegra que vengas", donde la proposición incluida sustantiva "que vengas" funciona como sujeto del verbo alegra.


*Solecismo: construcciones sintácticas impropias en nuestra lengua.


Fuente: El arte de escribir bien en español, María Marta Negroni.
Imagen