"No hay que perder de vista que el corrector no es el autor de los textos"



16 de mayo de 2011

El dequeísmo, uno de los errores gramaticales más habituales

¿En qué consiste? Es el uso indebido de la preposición de delante de la conjunción que, cuando la preposición no viene exigida por ninguna palabra del enunciado.

Veamos algunas oraciones, todas ellas erróneas:

  • Me alegra de que sean felices (correcto: Me alegra que sean felices).
  • Es seguro de que nos quiere (correcto: Es seguro que nos quiere).
  • Le preocupa de que no hayas llegado (correcto: Le preocupa que no hayas llegado).
  • Es posible de que nieve mañana (correcto: Es posible que nieve mañana).
En estos casos, estamos ante oraciones subordinas sustantivas que hacen la función de sujeto. Y por norma, el sujeto nunca va precedido de preposición.

Lo mismo puede decirse en el caso de oraciones sustantivas con función de complemento directo. El complemento directo nunca va precedido de la preposición de y, por lo tanto, son incorrectas las siguientes oraciones:

  • Pienso de que conseguiremos ganar (correcto: Pienso que conseguiremos ganar).
  • Me dijeron de que iban a venir (correcto: Me dijeron que iban a venir).
  • Temo de que no llegues a tiempo (correcto: Temo que no llegues a tiempo).

Estos son sólo algunos ejemplos. Si quiere seguir consultando, puede dirigirse al DRAE


Fuente consultada